¿Qué son las varices?

Las varices no son otra cosa, que venas dilatadas, normalmente por aumento de la presión en su interior, que suele producirse como consecuencia de poco ejercicio físico y poco tono muscular que garantice un buen retorno venoso, y de pasar muchas horas sentado o de pie, que aumentan por gravedad la presión en las piernas lo que hace que estas se dilaten y se vuelvan incompetentes e insuficientes para devolver la sangre hacia el corazón. Esa dilatación se va haciendo progresiva y origina molestias, pesadez, dolor, edemas, posibles trombosis e incluso roturas de la variz con la consiguiente hemorragia.

¿Cómo las tratamos?

Desde el punto de vista preventivo no hay nada mejor que el ejercicio físico que nos garantice una buen tono y masa muscular en miembros inferiores para asegurar un buen retorno venoso. Una vez las varices han aparecido el tratamiento mas extendido y eficaz es la esclerosis, con un producto químico que colapsa la variz desde dentro convirtiéndola en un cordón fibroso que se reabsorbe y desaparece en los 2-4 meses siguientes al tratamiento.

¿Cómo se realiza el tratamiento?

El tratamiento se realiza mediante la inoculación dentro de las venas varicosas por medio de una pequeña e indolora punción con una fina aguja de un producto esclerosante, que cierra y sella la variz internamente para evitar circulación sanguínea por ella, y que así se reabsorba y desaparezca, desapareciendo con ella las molestias, dolores y posibles complicaciones propios de la evolución de cualquier variz.

¿Cuándo veré el resultado?

Las varices mas finas o arañas vasculares debido a su escaso calibre suelen responder mas rápido que las varices mas gruesas, aun así, una vez realizada la sesión (normalmente son necesarias varias para abordar todas las varices existentes ya que la cantidad de producto que se puede administrar en cada sesión es limitado para evitar efectos secundarios) las varices tardan entre 2 y 4 meses en reabsorberse y desaparecer por completo.

¿Tiene algún efecto secundario?

Este procedimiento, realizado en los pacientes adecuados, sin riesgos por patologías concomitantes, o por interacciones con otros medicamentos que tome el paciente, es una técnica muy segura. El efecto indeseado mas habitual es el de la leve inflamación y molestia en alguna de las zonas de punción, y el de la aparición de hematomas, como en cualquier tratamiento que tenga que ser inyectado.

* Cuidados que debemos tener post tratamiento

Los cuidados básicos son:

-Llevar medias compresivas las primeras 48h tras el tratamiento sin quitarlas para nada. Posteriormente y hasta cumplir una semana se llevaran durante el día y se quitaran para dormir y asearse.

-No tomar aspirina u otros anticoagulantes o antiagregantes ni antiinflamatorios.

-Lavado y cura de las zonas de punción con agua jabonosa y Betadine hasta 3-4 días tras la sesión.

-No realizar ejercicio físico o deporte que implique a las piernas durante la semana posterior al tratamiento.

-Evitar la exposición a fuentes de calor como baños calientes, saunas o baños turcos, calefactores, etc.

-No tomar el sol durante los 10 días posteriores al tratamiento.

Llevando a cabo los cuidados enumerados, se puede llevar una vida completamente normal sin ninguna limitación desde el mismo momento de salir de la clínica, y sin riesgos de complicaciones.

varices