Skip to main content

Dermatitis seborreica

Play Video
Ver video

La dermatitis seborreica es una afección cutánea crónica que afecta principalmente áreas del cuerpo con glándulas sebáceas, como el cuero cabelludo, la cara, las orejas y el pecho. Aunque la causa exacta no está completamente comprendida, se cree que factores como la genética, la producción de sebo, la presencia de ciertos hongos y la respuesta inflamatoria juegan un papel en su desarrollo.

Síntomas y Presentación

Los síntomas típicos de la dermatitis seborreica incluyen la presencia de parches de piel roja, descamación y picazón. En el cuero cabelludo, se manifiesta comúnmente como caspa persistente, mientras que en la cara puede provocar enrojecimiento y escamas grasas. Aunque la dermatitis seborreica no es contagiosa, puede afectar tanto a adultos como a niños, siendo más común en la adolescencia y la adultez temprana.

Factores Desencadenantes y Agudización

Ciertos factores pueden desencadenar o empeorar la dermatitis seborreica, como el estrés, las condiciones climáticas extremas, la obesidad y algunas enfermedades neurológicas. Además, los cambios hormonales pueden influir en su aparición, explicando por qué a menudo se observa durante la pubertad y en personas con trastornos hormonales.

Enfoque de Tratamiento

Aunque la dermatitis seborreica no tiene cura, se puede manejar eficazmente con diversos tratamientos. Los champús antifúngicos, cremas, y lociones que contienen ingredientes como el ketoconazol, el alquitrán de hulla o el sulfuro de selenio pueden ayudar a reducir la inflamación y controlar la proliferación de hongos. Además, llevar a cabo una buena higiene y evitar el uso excesivo de productos que puedan irritar la piel son prácticas recomendadas.

Consulta Médica

Si los síntomas persisten o empeoran a pesar del tratamiento en el hogar, es aconsejable buscar la opinión de un especialista. Un dermatólogo puede proporcionar un diagnóstico preciso y recomendar un plan de tratamiento más específico según la gravedad y la ubicación de la afección.

Consideraciones Finales

La dermatitis seborreica es una afección común de la piel que, si bien no es grave, puede afectar significativamente la calidad de vida de quienes la padecen. Un enfoque integral que combine tratamientos médicos y cambios en el estilo de vida puede ayudar a controlar los síntomas y prevenir recurrencias.

¿Necesitas una valoración dermatológica?

Solicita cita aquí

RESERVA UNA CITA

RESERVA UNA CITA

RESERVA UNA CITA

RESERVA UNA CITA

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola!
¿en qué podemos ayudarte?
Call Now Button