Skip to main content

Nevus melanocítico (Lunares y Pecas)

Play Video
Ver video

Los nevus melanocíticos, comúnmente conocidos como lunares y pecas, son crecimientos pigmentados en la piel que se forman a partir de células llamadas melanocitos. Estas lesiones son generalmente benignas, pero es importante estar atento a cambios en su apariencia que puedan indicar un problema. A continuación, te proporcionamos  información sobre estas diferentes lesiones.

Lunares

Características: Los lunares son crecimientos pigmentados en la piel que pueden variar en color, forma y tamaño. Pueden ser planos o elevados, tener bordes regulares o irregulares, y su color puede oscilar entre el marrón, negro, rojo o piel.

Desarrollo: Muchos lunares se desarrollan durante la infancia y la adolescencia, pero también pueden aparecer en la edad adulta. La exposición al sol puede influir en su número y apariencia.

Monitoreo: Es importante monitorear los lunares en busca de cambios en tamaño, forma, color o bordes. Cualquier cambio puede ser motivo de consulta con un dermatólogo.

Pecas

Características: Las pecas son manchas planas de pigmento en la piel. Son generalmente de color marrón claro u oscuro y pueden variar en tamaño.

Desarrollo: Las pecas tienden a aparecer en áreas expuestas al sol y son más comunes en personas con piel clara. Pueden aumentar en número debido a la exposición solar.

Prevención: El uso de protector solar es fundamental para prevenir la formación de nuevas pecas y para proteger la piel de los daños causados por el sol.

Vigilancia y Consulta Médica

Autoexamen: Realizar autoexámenes regulares para observar cualquier cambio en los lunares existentes o la aparición de nuevos es de vital importancia en la prevención contra el cáncer de piel.

Si se observa algún cambio en un lunar, como asimetría, bordes irregulares, variación de color o diámetro, es crucial buscar la opinión de un dermatólogo. Estos cambios podrían indicar un riesgo potencial de melanoma, una forma de cáncer de piel.

Protección Solar: Adoptar medidas para proteger la piel del sol, como el uso de protector solar, sombreros y ropa protectora, ayuda a prevenir la formación de nuevos nevus melanocíticos y reduce el riesgo de problemas asociados con la exposición solar.

En resumen

En resumen, debe realizarse  la vigilancia regular de los lunares y pecas para la detección temprana de posibles cambios  y acudir a la consulta de un dermatólogo  una vez al año para monitorear las lesiones  y que nos proporcione orientación profesional sobre y cuidar adecuadamente la piel.

¿Necesitas una valoración dermatológica?

Solicita cita aquí

RESERVA UNA CITA

RESERVA UNA CITA

RESERVA UNA CITA

RESERVA UNA CITA

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola!
¿en qué podemos ayudarte?
Call Now Button