Skip to main content

Neuromoduladores

Play Video
Ver video

Bótox, esa palabra tan familiar y a la vez desconocida. Producto admirado y temido al mismo tiempo. Es básico saber de dónde viene la palabra. Bótox fue la primera marca comercial de un medicamento cuyo principio activo es la toxina botulínica y que se empleó en su primer uso para tratar el estrabismo del ojo. Como curiosidad cogeremos su palabra raíz del latín “botulus” que proviene de “salchicha”, de donde se logro aislar esta proteína. Hoy en día se utiliza diariamente para tratar patologías neuronales, musculares y también su conocido uso estético.

¿Qué es realmente Bótox?

Bótox es una proteína neurotóxica producida por una bacteria llamada Clostridium Boutlinum. Existen 7 tipos principales que han sido denominados con las letras A hasta la G con distintos efectos sobre los organismos y animales. Básicamente esta neurotoxina interfiere sobre la acetilcolina que es la encargada de transmitir la señal eléctrica enviada al músculo para que se contraiga. El resultado de esta interferencia, limitada en el tiempo durante unos meses, es producir una relajación muscular.

¿En qué consiste el tratamiento con toxina botulínica?

Como habíamos comentado anteriormente los usos  están aprobados: 1) a nivel terapéutico hospitalario para patologías como espasticidades musculares, oftalmología, sudoración excesiva, migrañas, dolores crónicos, y un largo etc. 2) Su utilización en estética para el tratamiento de las arrugas dinámicas de la frente , entrecejo y patas de gallo.

En este caso nos centraremos en responder en qué consiste el uso de neuromoduladores a nivel estético. Primero haremos mención que el tratamiento con toxina botulínica es el más realizado en número de tratamientos diarios no quirúrgicos a nivel mundial.  Dicho esto, el tratamiento consiste en la inyección de cantidades casi inapreciables en puntos concretos de la musculatura facial. Para lo que previamente el profesional médico (y específicamente entrenado y acreditado) nos pedirá que realicemos distintos gestos faciales para marcar los puntos de mayor contracción. Este exceso de contracción a la hora de gesticular, y los gestos repetitivos, son lo que produce las características arrugas en la frente, alrededor de los ojos o en el entrecejo. Justo en esos puntos marcados es donde se inyectan las cantidades exactas marcadas por el propio prospecto del medicamento. El objetivo correcto del uso de bótox en estética es la de relajar ciertos movimientos para suavizar las arrugas. Un profesional bien entrenado nunca debería buscar la relajación completa de músculos de nuestra cara para que no perdamos nuestra expresividad y el resultado sea natural.

En definitiva, se trata de atenuar las arrugas faciales dinámicas relajando las contracciones de la musculatura que las provoca.

¿Qué duración tiene la realización del tratamiento?

Como habíamos indicado anteriormente, el profesional médico debidamente entrenado y certificado, nos hará que gesticulemos marcando distintas expresiones para ir señalando con un lápiz marcador los puntos de inyección concretos. Tras la exploración y marcaje de puntos irá administrando el número de dosis en cada punto. Desde que nos tumbamos, nos marcan los puntos de inyección e inyectan puede pasar unos 15-20 minutos. Es un tratamiento sencillo, rápido y prácticamente indoloro.

¿Tiene efectos secundarios la toxina botulínica?

Si se realiza según el protocolo estricto en cuanto a: la correcta desinfección de la zona, áreas faciales aprobadas y dosificación según marca el laboratorio los efectos secundarios se minimizan, siendo un tratamiento totalmente seguro.

Pueden sentirse cefaleas (dolor de cabeza) después del tratamiento, molestias en los puntos de inyección o diminutos hematomas (moraduras) que pueden aparecer unos pocos días después del tratamiento.  Uno de los efectos adversos que más preocupa a los pacientes de estética es la “ptosis palpebral”, es decir, la caída del párpado producida por una inyección en un punto erróneo. Este efecto tiene una duración máxima de 3 meses, siendo el resultado siempre reversible. Importante hay que destacar que esto sólo ocurre cuando ha sido inyectado por un profesional con poca experiencia o sin la formación requerida.

¿Cuál es el resultado final que cabe esperar del Bótox? ¿Cuánto dura?

El resultado que cabe esperar es una expresión facial más despejada y relajada. Atenuándose de forma visible y notable las arrugas que estaban marcadas anteriormente. Es especialmente llamativo en las arrugas de la frente y también en las patas de gallo. Otro de los rasgos característicos de un tratamiento bien realizado es el resultado de una piel tersa y brillante.

Estos resultados se pueden observar a partir de las 48-72 horas y suelen durar hasta 4 meses. Permitiendo la vuelta a la actividad inmediatamente después del tratamiento y tan solo manteniendo el cuidado de no acostarnos, realizar ejercicio físico moderado o acudir a saunas o similares durante las siguientes 4 horas a la realización tratamiento.

¿Cuánto cuesta un tratamiento con Bótox?

El precio de la sesión dependerá de la conversación de asesoramiento médico y de las zonas a tratar: frente, patas de gallo, entrecejo o directamente todo el tercio superior de forma conjunta el precio según zona puede oscilar entre los 150€ y los 350€.

Solicita una primera cita para diagnóstico gratuito

Solicita cita aquí

RESERVA UNA CITA

RESERVA UNA CITA

RESERVA UNA CITA

RESERVA UNA CITA

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola!
¿en qué podemos ayudarte?
Call Now Button