Que es la Dermatitis Atópica

La dermatitis atópica es una enfermedad inflamatoria que cursa a brotes. Se requiere de una predisposición genética, sobre la cual puede actuar algún desencadenante (estrés, cuadros infecciosos,…) que genera el debut. 

A Quien afecta

  Clásicamente afecta a los niños, donde se cree que afecta al 10-25% de la población, pero sin embargo aproximadamente la mitad de los casos que se ven en Dermatología son en población pediátrica, y la otra mitad de los casos aparece en adultos de novo.

Síntomas

  El síntoma principal es el picor, que es muy llamativo y que incluso lleva en algunos casos a rascarse en sueños. El propio rascado, a su vez, empeora el picor, produciendo un ciclo “picor-rascado”.

  En los niños el cuadro es muy típico, afectando a la cara (mejillas, mentón), respetando claramente los surcos nasogenianos y dejando una especie de “triángulo” de piel sana (la base sería la boca y el ápice la nariz). Posteriormente tiende a afectar pliegues, como el cuello o los huecos de las rodillas o los codos. Puede afectar muchas zonas, siendo frecuente la afectación de párpados, entre otras zonas.

  Frecuentemente se piensa que es una “alergia” o muchos padres creen que se debe realizar algún tipo de pruebas de alergia, cuando, en realidad, problema alérgico es un porcentaje bastante bajo de los casos.  De hecho, el solicitar pruebas de alergia de rutina no es necesario ni se recomienda. Lo que sí puede asociarse, sobre todo en los adultos que son atópicos “de toda la vida”, es que desarrollen Asma Bronquial, Rinitis (o Rinoconjuntivitis) Alérgica, o alergias ambientales (ácaros, polen, pelo de perro o gato,…).

Tratamiento de la dermatitis atópica

  El tratamiento principal en los brotes suele consistir en corticoesteroides tópicos, si bien dependerá del grado de severidad del cuadro. Lo que sí se recomienda para todos los pacientes es el cuidado rutinario de la piel. Dentro de esto destacaría:

  • Uso de jabones específicos para atópicos (“sin jabón”, que suelen denominarse syndet).

  • Duchas cortas (<5 minutos) y con agua tibia.

  • Uso de cremas emolientes como mínimo después de la ducha.

  • Evitar lana y ropa sintética. Ropa de algodón y a ser preferible de colores claros.

  • Es preferible climas templados o situaciones en las que no haya extrema humedad o sequedad. También con las temperaturas.

clinica medico estetica

Clinica Médico Estética Campuslaser